Drenaje linfático un aliado en el embarazo

drenaje linfatico

El drenaje linfático es un aliado en el embarazo dado que en su práctica se eliminan toxinas y refuerza el sistema inmunológico de la madre.

Consiste en movimientos manuales realizados por profesionales sobre el sistema linfático que por sí solo no puede realizar. Estas maniobras, canalizan el líquido hacia el torrente sanguíneo, para que pueda ser eliminado del cuerpo.

Durante el embarazo, este tipo de masajes le aporta a la futura madre un gran alivio, sobre todo a la sensación de pesadez que suele padecer en las piernas, además de relajar su cuerpo y mente. Por otro lado mejora el aspecto de la piel ya que en su práctica se restablece la correcta circulación.

Es ideal que la madre se haga masajes al menos una vez a la semana, y complemente con caminatas que ayudan a evitar el estancamiento de la linfa. También suelen recomendar utilizar geles descongestivos, a base de vegetales. La reflexología es un complemento excelente al drenaje linfático, ya que mediante ella se tocan puntos estratégicos en las manos y pies, que favorecen la eliminación de líquidos y brindando una verdadera sensación de bienestar a la madre.

Debes consultar con tu médico de confianza ya que estas prácticas no se pueden realizar en embarazos de alto riesgo, si la futura madre, esta cursando una infección o padece alguna enfermedad, cardíaca o renal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here