Cuándo moderar o detener los ejercicio en el embarazo

Moderar ejercicio en el embarazo

Algunas veces hacer ejercicio durante el embarazo es prohibido estrictamente para proteger la salud de la madre, del bebé y/o de ambos. Por eso se recomienda que la madre discuta con su doctor antes de empezar, continuar o cambiar de régimen de ejercicios.

En cuales casos se prohíbe el ejercicio durante el embarazo

Una gran mayoría de doctores prohíben el ejercicio aeróbico en caso de que la madre sufra de: enfermedad cardíaca  enfermedad de los pulmones, insuficiencia cervical, gestación múltiple como de gemelos o trillizos si se está en riesgo de parto prematuro, sangrado persistente en el segundo o tercer trimestre, placenta previa después de las 26 semanas, parto prematuro o ruptura de membranas como el rompimiento de la bolsa.

También algunas otras enfermedades como la preeclampsia que es la presión sanguínea alta inducida por el embarazo, la hipertensión crónica y la anemia severa son motivo para que tu doctor pueda prohibirte el ejercicio aeróbico. Sin embargo, debes preguntarle exactamente las actividades que tienes prohibidas así como la intensidad y la duración de otras actividades que si puedas hacer. Es muy posible que puedas hacer ejercicio limitado como rutinas para fortalecer la espalda o los brazos.

También existen algunos síntomas que pueden tener mientras estás haciendo ejercicio en el embarazo que te pueden indicar que debes parar inmediatamente e ir al medico como son el sangrado vaginal, mareos, falta de aliento, dolor de cabeza, dolor en el pecho, debilidad muscular, dolor en las pantorrillas o inflamación que puede indicar un coagulo en las piernas, dolor en la espalda o en la pelvis, contracciones, disminución en el movimiento fetal, fluido saliendo de la vagina y ritmo cardíaco rápido o palpitaciones, incluso cuando ya no se esté haciendo ejercicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here