Consejos para bañar a mi bebé

Bañar al bebé

El baño del bebé es una oportunidad estupenda para poder transmitir a tu hijo sensaciones de bienestar. El estar sumergido en agua cálida relaja y agrada al bebé y, esto debe hacerlo todos los días la misma hora, como por ejemplo, antes de ir a la cama para que disfrute de un buen descanso nocturno. Debes aprovechar este momento para establecer un contacto especial con él, que refuerce vuestro vínculo afectivo.

¿Que necesitas para el baño del bebé?

Es importante tener todo preparado, con una buena organización te sentirás más segura. Para lograrlo, nada mejor que reunir y tener a mano todo lo necesario: jabón neutro y champú para bebés, toallas de algodón, peine o cepillo, ropa limpia, pañales, un termómetro de baño, una bañera (móvil o fija) y una esponja.

Consejos para el baño del bebé

  • Asegúrate que la temperatura ambiente del cuarto de baño es cálida y oscila entre los 23 y los 25 ºC.
  • Jamas se debe dejar al bebé solo durante el baño.
  • Lava siempre la bañera antes y después de utilizarla.
  • Debes asegurarte de que la temperatura del agua sea la adecuada, porque los bebés pueden sentir frío rápidamente.
  • Con o sin esponja, lava, enjuaga, y seca de arriba abajo. Primero el pecho, los brazos, las manos y luego, las piernas y los pies.
  • Gira cuidadosamente al bebé para lavar su espalda y sus nalgas.
  • Sécalo bien, y envuélvele para darle calor.
  • Una vez que esté totalmente limpio y bien aclarado, levanta al bebé con suavidad y arrópalo con una toalla.
  • Es importante secar bien todos los pliegues de la piel del bebé, especialmente los que se encuentran debajo del mentón, detrás de las orejas y el área del pañal.
  • Es recomendable no utilizar talcos o colonias, principalmente los primeros meses.
  • Es importante no dejar de sonreírle y hablarle mientras le bañas.
  • La altura de la bañera debe ser adecuada a la estatura de la persona que está bañando al bebé, para que no sufra la espalda.

Los jabones, champú y gel líquidos pueden secar la piel de tu bebé y pueden causar irritaciones, así que es mejor usarlos con moderación. También pueden causar irritaciones en la uretra, lo que puede causar infecciones en el tracto urinario. Así para evitar que tu bebé esté sentado mucho tiempo en agua llena de jabón potencialmente irritante.

Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda y que el momento del baño del bebé, pueda convertirse en un momento placentero para ambos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here