La visita al pediatra

Consulta con el pediatra

En otra oportunidad hemos hablado de la importancia que requiere elegir un buen pediatra y cuáles son las cosas que debemos tener en cuenta. Probablemente a la semana de nacido el niño deba concurrir para que hagan un chequeo completo de como va creciendo y luego periódicamente una vez al mes. El objetivo del pediatra, es corroborar que su niño está desarrollándose adecuadamente.

Para ello tendrá en cuenta los siguientes puntos en la consulta

  • El crecimiento:  Le pedirá que lo desnude, y luego lo pesará y medirá, a lo largo y la circunferencia de la cabeza.
  • Cabeza: Los puntos blandos de las fontanelas debe seguir abiertos durante los primeros meses.
  • Oídos: Lo examinará con un otoscopio, para ver el canal auditivo y el tímpano para descartar cualquier patología infecciosa o fluidos, y también preguntará, si el niño se asusta o responde a los sonidos.
  • Boca: Se examina para detectar posibles signos de infección, y más adelante, hacer el seguimiento de la dentición.
  • Corazón y Pulmones: El pediatra utilizara un estetoscopio, para auscultar al bebé, por el pecho y por la espalda. Este examen permite identificar problemas respiratorios y posibles anomalías, en el ritmo cardíaco, o en los sonidos de su respiración.
  • Abdomen: Colocando la mano sobre el abdomen del niño, y presionando suavemente, el médico comprobará si algún órgano está agrandado o si existen masas o malestares anormales.
  • Genitales: Estos se examinan para evitar y detectar, bultos, molestias o signos de infección.
  • Caderas y piernas:  El pediatra las moverá para comprobar que no haya luxaciones, o algún otro problema en la articulación de la cadera, y observará que sus piernas estén correctamente alineadas.

Concluido todo esto le hará algunas preguntas de rutina (si se sonríe,  si se da vueltas, si mueve las manos etc.) para terminar de corroborar si su niño está desarrollándose correctamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here