Consejos para cuando el bebé no quiere usar el cochecito

Muchos son los bebés que cuando mamá necesita salir de casa y quiere colocarlos en la silla de paseo o el cochecito se resisten inconsolablemente a subir allí.

Una opción y recomendación que tenemos en estos casos, es intentar hacerle más atractiva la silla, colocándole juguetes u objetos que le resultes  llamativos o vistosos, ya sean móviles o muñequitos que estén solamente reservados para que el los use justamente en ese momento.

Otra opción es que el paseo, se transforme en el momento apropiado para cantarle, o alguna actividad que le resulte agradable,  para que de esta manera adapte la situación a que el momento del paseo se transformará en algo de su agrado. El mercado nos ofrece innumerables opciones en cochecitos, incluso hay algunos en los que el bebé puede observar a la perfección a su madre, y oírla cuando esta le canta o le habla. Si aún así no conseguimos que se calme y entra en llanto, debemos consolarlo, y tranquilizarlo, pero intentemos, no sacarlo de la silla.

Si notamos que aún sigue llorando y no hay manera de calmarlo lo mejor será que retornemos a casa, pero tengamos presente que esta actividad debe repetirse, seguramente a la tercera vez que lo intentemos ya comience a formar parte de su rutina y lo acepte con naturalidad.

Foto: Gracias a *clairity*

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here