El olfato y el tacto durante el primer mes

tactobebe

Del mismo modo que el bebé prefiere ciertos estímulos visuales y algunos sonidos a otros , tendrá  preferencias en cuanto a sabores y olores. Aspirará profundamente para percibir el olor de la leche, la vainilla, la banana o el azúcar, pero arrugará la nariz ante el olor del alcohol o el vinagre.

Si le dá el pecho, al final de la primera semana será capaz de distinguir entre los pañitos de lactancia de su madre de otras mamás, orientándose hacia ellos e ignorando a los otros. Esta especie de radar que tiene el niño ayudará a reconocer durante las tomas y le avisará cuando tenga que alejarse de sustancias potencialmente perjudiciales en el futuro.

El Lactante también es sensible al tacto, y a la forma en que lo cogen. Se sumergirá en una manta de raso o franela y se retirara o mostrará rechazo a superficies rugosas, ásperas o abrasivas. Si lo acaricia con la palma de la mano,verá como se relaja y tranquiliza, en cambio si lo coge bruscamente, se sentirá agredido y posiblemente llorará.

Recuerde siempre que mucho antes de aprender a comunicarse con palabras el niño se comunica con gestos y captando su estado de ánimo, por lo que siempre es conveniente a cada momento demostrarle cuán interminable es nuestro amor hacia ellos.

Foto: pamichou86

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here