En que casos se aconseja una amniocentesis y porqué

La amniocentesis es una prueba prenatal que suele realizarse para detectar anomalías cr0mosómicas, y se practica entre la semana 13 y la 18 de gestación, aportando una valiosa información a cerca del bienestar fetal y su desarrollo.

Este tipo de estudio nos brinda información acerca de el sexo del bebé, de si está padeciendo algún tipo de patologías infecciosas pero no nos permite detectar malformaciones congénitas, ni refleja problemas cardíacos o de diabetes.

Es el médico especialista quien determinará en que caso sea necesario una amniocentesis, en función de los resultados obtenidos en una prueba de cribado del primer trimestre. Esta combinación de pruebas permiten calcular el riesgo de anomalías cromosómicas que puede sufrir el bebé, teniendo en cuenta la edad de su madre y la medición del pliegue que posee la nuca del feto, que se obtuvo en la ecografía realizada en la semana 11 o 12 de gestación además de los resultados de análisis hormonales que aporte la madre.

En una semana de realizado el estudio se puede saber específicamente el estado crítico de algunos pares cromosomas, como es el caso del par 21 que esta relacionado con la enfermedad del síndrome de Down.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here