Higiene del bebé, limpieza de la nariz e hidratación en su piel

Como hemos dicho antes a los bebés les encanta sentirse limpios y frescos, y como exploran todo es muy natural que se ensucien con cierta frecuencia.

Al momento de limpiar su nariz, no debemos profundizar demasiado ya que requiere que solamente se limpie la parte exterior y nunca su interior, ya que podemos lastimarlo, no es aconsejable utilizar hisopos, y si notamos que asoman secreciones los podemos ayudar a salir hacia afuera de la nariz con la ayuda del aspirador nasal o una perita de goma que son especialmente realizados para efectuar la limpieza de los mocos en la nariz del bebé.

Salvo que el médico lo indicara, no se hace necesario realizar baños nasales con solución fisiológica porque de hacerlo constantemente podemos irritar sus fosas nasales. Recordemos que la naturaleza del bebé, esta preparada para que cada vez que estornude con fuerza elimine todas las impurezas que se acumulan en la misma.

Ahora bien, la piel de nuestro bebé es sumamente delicada y es aconsejable hidratarla sobre todo su cara, y mucho más cuando hay bajas temperaturas, ya que las mismas pueden resecarla. Luego del baño siempre debemos recordar colocarle crema hidratante para bebés, o aceite, siempre teniendo cuidado en los productos que utilizamos, mucho más aún si hay presencia de dermatitis atópica o pieles extremadamente sensibles. Solo se deben utilizar productos realizados específicamente para bebés.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here