Casos en los que se debe mantener una alimentación más estricta

El tema de la alimentación da para mucho, ya que siempre las mujeres cuando estamos por ser madres tratamos de informarnos, para llevar saludablemente nuestro embarazo, y no perder la línea, o recuperarnos prontamente una vez nacido nuestro bebé.

Si bien como hemos dicho en otras oportunidades, el tema del peso no debe transformarse en una obsesión, hay casos en los que la futura mamá debe ser bastante más cuidadosa, que aquellas futuras madres que están sanas.

Nos referimos en estos casos puntuales en donde la dieta deberá ser un poco más estricta, ya que es la única manera que esa mamá pueda cuidar su organismo y el desarrollo de su bebé.

  • La obesidad, es un inconveniente, dado que si se comienza el embarazo con sobrepeso, puede traer complicaciones al momento del parto y más aún si la futura mamá, ha excedido los kilos indicados por su obstetra.
  • La diabetes, este es otro factor a tener presente, dado que es importante mantener una dieta estricta para controlar lo niveles de azúcar en el organismo, las mamás diabéticas generalmente tienden a aumentar mucho de peso, y es riesgoso, para ellas y para su bebé.
  • Hepertensión, la preeclampsia, puede llegar aser muy grave, es por ello que la mujer en estos casos debe cuidar su presión arterial, y el peso, que son dos factores que se encuentran ligados entre sí.

Cualquiera de estas enfermedades, que están ligadas al aumento de peso, pueden traer complicaciones a lo largo del embarazo y en el momento de parto, es por ello que este tipo de madres deben cuidar estrictamente su alimentación y su dieta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here