Los andadores, cuidados para el bebé

Artículos para bebés

Muchas asociaciones o academias de pediatría no recomiendan el uso de los andadores. Estos se anuncian, para niños que generalmente ya saben sentarse sin problemas, pero que todavía no tienen estabilidad necesaria para caminar.

Los andadores están implicados en muchísimos accidentes y lesiones anuales, por lo que generalmente se recomienda utilizar aparatos estáticos, para los niños que aún no mantienen su estabilidad.

Cosas a tener en cuenta con el uso de los andadores

  • Si elige un andador con armazón en forma de X, tenga en cuenta que el armazón, puede pillar los dedos pequeños. Compruebe que el andador tiene un seguro para evitar que se pueda plegar mientras el niño lo está utilizando. Asegúrese también que los muelles en caso de tenerlos, tengan cubiertas de protección.
  • Para evitar posibles vuelcos, los andadores deben tener por lo menos seis ruedas. Para garantizar la máxima estabilidad, la base de las ruedas debe ser más anchas y largas que la altura de la silla.
  • Los andadores sólo se deben utilizar sobre superficies planas y lisas, donde no haya alfombras o cambios de nivel que podrían hacerlos volcar.
  • Compruebe que todas las rejas de seguridad de las escaleras estén bien colocadas antes de poner el niño en el andador.
  • Nunca deje solo al bebé en un andador si usted o alguna persona mayor no puede supervisarlo.

Evite los saltadores o columpios que se cuelgan de las puertas, Así mismo algunos “andadores”, no tienen ruedas, ni ruedas plegables, o solo permiten algunos movimientos de rotación.

Si a pesar de todo, piensa utilizar un andador tome las siguientes precauciones y recuerde que, incluso en las mejores circunstancias, los andadores pueden provocar lesiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here