Niños obesos y la actividad física

En los niños es muy importante el movimiento y la actividad, sobre todo para prevenir enfermedades como la obesidad que trae consigo misma otras enfermedades a consecuencia.

Más allá de la alimentación adecuada y la consulta con el nutricionista, para brindarle una verdadera educación alimentaria, es necesario que veamos las aptitudes de nuestros pequeños, para que practiquen algún deporte o ejercicio físico.

Si notamos que en el verano los niños gustan de estar dentro del agua, es muy bueno que ubiquemos alguna pileta cubierta donde se puedan practicar deportes acuáticos durante todo el año. Es imprescindible que busquemos actividades que sean de su agrado para que no las abandone, y poco apoco promover actividades en familia para que se sienta acompañado, como andar en bicicleta caminar o trotar por la plaza.

Lo que se recomienda en los niños con sobrepeso, no es cargarlos de actividad física y una dieta restrictiva, sino enseñarles a elegir mejor los alimentos, y hacerlos realizar alguna actividad, durante 30 minutos o una hora todos los días, para que su cuerpo se acostumbre, a edades tempranas a realizar actividad  a diario y ellos comprendan que es muy sano y saludable.

Otra forma de implementar ejercicio, es llevarlos caminado a la escuela si nos queda a unas pocas cuadras, o cuando asisten a la fiesta de algún amigo cercano a casa, lo que nunca debemos hacer es comportarnos obsesivamente frente a ellos y obligarlos a practicar actividades que no les agradan, porque de esa forma tarde o temprano tomaran la actividad física como algo fastidioso, y no podremos contribuir con hábitos más saludables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here