El sueño del bebé al tercer mes de vida

Patrón de sueño en el bebé

Generalmente a los dos meses nuestro bebé estará más alerta y sociable, por lo que pasará muchas más horas despierto durante el día, y esto ayudará a que este más cansado por las noches, cuando todo este oscuro y en silencio y no haya nadie para entretenerlo. Al mismo tiempo la capacidad de su estómago habrá crecido, por lo que no necesitará alimentarse tan a menudo, por lo tanto, es posible que empiece a saltarse las tomas nocturnas, y duerma desde las 10 pm, hasta que amanezca.

Establecer rutinas de sueño con el bebé

A los tres meses la mayoría de los bebés (aunque no todos), duermen de forma ininterrumpida por la noche aproximadamente entre seis a ocho horas sin despertarse.

Si el bebé no empieza a dormir toda la noche cuando tenga tres meses, probablemente deberá ayudarle manteniéndolo despierto en las horas de la tarde y el anochecer, juegue activamente con él o deje que se una al resto de la familia en la cocina o en el salón, para que no tenga la tentación de quedarse dormido antes de que sea la hora de acostarse.

Aumente también la cantidad de leche ( si le da el biberón) o la duración (si le da el pecho), de la última toma del día, para que no se despierte demasiado pronto porque está hambriento.

Incluso aún después de que su hijo tenga un patrón de sueño establecido bastante regular, pueden surgir problemas por ejemplo, es bastante habitual que a esta edad los bebés confundan la noche con el día o al revés, de modo tal que duren más horas durante el día y se pongan irritables durante la noche porque no hay nadie que les preste mayores atenciones cuando quieren jugar.

Aunque este tipo de situaciones suelen ocurrir sin avisar, tienen un desarrollo de varios días. El bebé empieza durmiendo más de lo normal por el día, lo que le hace permanecer más horas despierto durante la noche.

Para evitar que esto suceda o desaparezca en el caso de que vuestro hijo ya haya tomado el hábito, lo más importante es inducir rápidamente al sueño, cuando se despierte de noche no encender la luz, no hablarle ni seguirle el juego.

De ser necesario alimentarlo o cambiar su pañal, intente realizar esta tarea sin alterarlo y por el menor tiempo posible, así mismo intente mantenerlo la mayor cantidad de horas despierto durante el día y no lo acueste, antes de las 10 o las 11 pm. Si las madres somos pacientes, y hacemos esto a conciencia, el patrón de sueño de nuestro bebé enseguida comenzará a regularizarse.

1 Comentario

  1. muchas felicidades esta muy bien este articulo entendible y con todo lo necesario para resolver las dudas de nosotras las madres con respecto a nuestros bebes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here