Cómo cuidar al bebé de los rayos del sol

A menudo se reiteran los cuidados que se deben tener cuando nos exponemos al sol, y la verdad es que nunca son suficientes, sobre todo si de nuestros pequeños hablamos.

La piel de un bebé es mucho más fina e inmadura que la de una persona adulta, por lo que no sabe cuidarse por sí misma, y se vuelve muy delicada a la exposición de diferentes factores, como son el frío, el calor, el sol, o el aire.

Hasta los 6 meses de edad no habría que exponer a un bebé bajo la luz solar,  ni mucho menos utilizar cualquier crema con protección solar, a menos que esté específicamente diseñada para el cuidado de la piel de un pequeño de esa edad.

En el caso de tener que buscar una crema de protección solar para llevarlo de paseo o a la playa en el caso de las vacaciones, es necesario preferir pantallas de protección solar bloqueantes y de factores altos, pero además hay que protegerlos con camisas de algodón secas, ya que las húmedas y mojadas dejan pasar el sol.

Es muy importante que los niños no se quemen al sol desde muy pequeños, ya que la piel nace con cierto capital solar, que son la cantidad de horas que podrá exponerse al sol a lo largo de toda su vida sin causarle daños irreversibles a su piel.

1 Comentario

  1. oigan mi bebe tiene una irritacion solar en el cuello noc por q carriso es………

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here