Motivos por los que niños se muerden las uñas

Cuando los niños van creciendo van adquiriendo hábitos, buenos y malos, sin importar la clase de educación o la actividad que hagan. Uno de estos malos hábitos es el de morderse las uñas, lo que sucede alrededor de los dos años, lo que te puede llevar a pensar que tu pequeño se encuentra ansioso o preocupado, que es la primera explicación que las personas dan a este, pero puede ser debido a otra cosa.

Si tu hijo o hija se empieza a morder las uñas cuando tiene dos años, se puede deber a una múltiple cantidad de cosas y no siempre tiene que ver con el nerviosismo con el que ligamos esta clase de comportamientos, en especial en la vida adulta. Porque los motivos que llevan a un adulto a comerse las uñas no siempre son los mismos que llevan a un niño pequeño.

Tu hijo puede estar haciendo esto por varios motivos, que son menos preocupantes, como son el aburrimiento y la curiosidad. También lo puede hacer para pasar un poco el rato, para desestresarse o simplemente porque ya se ha convertido en un hábito. Y de todos esos malos hábitos, relacionados con el estrés, que desarrollan los niños como son el enroscarse el cabello, chuparse el dedo y meterse los dedos en la nariz, el morderse las uñas es el más común.

De hecho, los médicos aseguran que una gran mayoría de los niños lo hacen en un punto o en otro de sus vidas y algunos continúan con esto hasta la adultez. Cerca de un tercio de los niños de escuela básica y la mitad de los adolescentes tienen el hábito de morderse las uñas, así sea por poco tiempo. Sin embargo, no debes preocuparte porque lo más probable es que tu hijo deje ese hábito sólo porque ya no le interesa o porque sus compañeros del colegio lo molestan sobre ello.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here