Tratamiento más adecuado para problemas de fertilidad

La inseminación artificial es posiblemente uno de los métodos más antiguos para cuando se tienen problemas de fertilidad, ya que data de principios del siglo veinte. Claro que en esas épocas sólo recogían el esperma y lo depositaban en grandes cantidades en la vagina de la que iba a ser inseminada, pero hoy ya se utiliza esperma que ha sido investigado y se pone en forma delicada dentro del útero.

Este tratamiento para los problemas de la fertilidad puede ser el adecuado para que quedes en embarazo si lo que tienes es una alergia al esperma o si tu compañero tiene un bajo conteo de espermatozoides o si estos tienen una movilidad no muy buena, lo que significa que no pueden hacer todo el viaje que requiere que lleguen hasta tus óvulos y allí fecundarlos para que quedes en estado.

La inseminación artificial también te puede ayudar si tienes un problema de fertilidad que no se puede explicar ya que este es el paso recomendado por los especialistas después de que se han hecho todos los estudios necesarios. La inseminación toma menos de una hora, pero después puede que tengas que tomar medicamentos para la fertilidad desde una semana antes de que ovules.

Dependiendo de la causa del problema de fertilidad que tengas, el tratamiento se extiende entre tres y seis ciclos, que es lo que la mayoría de mujeres hacen durante la inseminación artificial. Estos ciclos debes ser suficientes para que quedes embarazada o para que te decidas a hacerte otra clase de tratamiento, ya que en algunos casos este no es el adecuado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here