Vacuna contra el tétano después de una herida

Los niños entre uno y dos años son muy propensos a sufrir de accidentes y heridas debido a la torpeza con la que aún caminan y a que quieren explorar y conocer todo el mundo que los rodea. Esto hace que sufran varios tipos de heridas de una forma casi constante, que es una situación para la que debes tener la preparación adecuada. A continuación, te doy algunos consejos después de que tu hijo haya recibido una herida con un objeto oxidado o sucio.

Lo primero que piensas en ese momento es en la vacuna contra el tétano, pero ella depende de las vacunas que tu hijo ya ha recibido en el momento. Esta vacuna usualmente hace parte de aquellas regulares que se aplican a los dos, a los cuatro, a los seis y a los quince meses, y es la que se encarga de proteger a tu hijo contra esa enfermedad, que es potencialmente fatal y que es causada por una bacteria que entra al cuerpo a través de una herida.

Lo mejor es que llames al doctor de tu hijo, si no sabes con seguridad si ha recibido esta vacuna y si lo ha hecho, pero menos de tres veces, el doctor podría ponérsela en ese momento. Si la herida es más grave de lo que creías, tu doctor podría ponerle una inyección con inmunoglobulina del tétano humano, que contiene anticuerpos que ayudan a combatir directamente la infección del tétano.

Sin embargo, debes prevenir esta clase de heridas en tu casa, evitando que objetos filosos o puntudos estén al alcance de tu hijo, así como evitando que cajones con cuchillos o tijeras estén lo suficientemente bajos como para que ellos los abran. También evita que corra con objetos filosos en la manos como lápices y si va a andar si zapatos por algún lugar, revisa que no haya puntillas u otros objetos filosos en el piso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here