Efectos negativos y síntomas del estrés en un pequeño

El estrés es una enfermedad que tiene cierta incidencia sobre el sistema inmunológico de los más pequeños, debido a que las mismas pueden producir una inmunosupresión de las respuestas contra los diversos ataques externos que sufre el mismo, traduciendo todo como un niño que padece constantes enfermedades.

Los bebés manifiestan las situaciones que se encuentran estresados mediante el llanto, ésto no quiere decir que cada vez que tu bebé llore se encuentra bajo una situación de estrés, pero el llanto es su manera de hacernos saber que a veces algo no está del todo bien.

También se manifiesta en estado constante de alerta, por lo cual no descansa ni duerme correctamente, se manifiesta irritado la mayor parte del tiempo, y tiene problemas para alimentarse, lo que hace que requiera tomar el pecho mucho más seguido, que lo normal.

El estrés en un recién nacido puede afectar su desarrollo emocional y social, siendo luego un niño de baja autoestima, problemas de memoria y para relacionarse con sus pares, extendiéndose luego ésta situación inclusive hasta su vida adulta.

Al disminuir su sistema inmunológico, el bebé presenta trastornos alimentarios, pérdida o ganancia de peso, problemas para conciliar el sueño, enfermedades por hipersensibilidad, atópicas y por contacto, enfermedades autoinmunes, que no se las puede controlar, presencia constante de infecciones como herpes labial, muerte de cánceres, y progresión de enfermedades tumorales.

Es muy importante que el bebé se desarrolle en un ambiente lejos del estrés, para prevenir no solamente enfermedades, sino ofrecerle un correcto desarrollo.

Foto: Gracias a chimothy27

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here