Consejos para ir de vacaciones a la montaña con niños

Muchos son los padres que gustan de realizar escaladas a montañas en sus vacaciones, y con la llegada de un bebé, comienzan las dudas y a preguntarse ahora que está junto a ellos, podrán repetir sus agradables aventuras.

Bueno para aquellos padres fanáticos de las montañas y largas caminatas en contacto con la naturaleza, les contamos que no está todo perdido, que si se pueden realizar éste tipo de afición al aire libre y en plena naturaleza con vuestro pequeño, ya que resultan beneficiosas para todos.

Si nuestro hijo es pequeño y ya puede cargar una mochila, podemos enseñarle todo aquello que hemos aprendido nosotros, a armarla, que cosas llevar, etc . Si es un bebé, debemos recordar que hay que extremar algunas medidas, para llevarlo con nosotros.

En ambos casos es sumamente necesario que salgamos bien equipados, que no falte comida, ni bebida, con la ropa necesaria, sobre todo porque en las alturas hay cambios de clima. No olvidemos el protector solar, ni los gafas de sol. A los bebés es aconsejable no exponerlos al sol, y utilizar protección solar superior a los 50 o pantallas bloqueantes, aún cuando sea invierno.

Cabe destacar que en la montaña, el riesgo de deshidratación es mucho mayor, por eso antes de salir hay que desayunar correctamente y darles de beber abundante agua con cierta frecuencia.

De todas formas recordamos que no es recomendable subir con niños pequeños a alturas mayores de 1200 metros y que éste tipo de paseos no deben durar más de una hora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here