¿Por qué los niños no quieren dormir solos luego de las vacaciones?

El que el niño luego de regresar de vacaciones no quiera retomar sus hábitos y llore al momento de irse a dormir, suele repetirse en la primera infancia, y es lógico, ya que él con sus pocos años, comienza a replantearse, si cuenta o no con sus padres a tiempo completo como sucede durante los recesos laborales.

Durante unos cuantos días los padres solo estuvieron pendientes de él, y de pronto y de la nada, ya no suceden esas rutinas divertidas y desaparecen todo el día. Entonces nos encontramos el llanto desconsolado, y el querer dormir con papá y mamá. Se debe simplemente porque el niño está intentando decirnos, que la otra situación donde pasábamos más tiempo con él le resultaba más agradable, el vive la separación como un sentimiento de pérdida.

Por eso es necesario armarse de paciencia, hasta que se puedan volver a reestablecer los horarios de descanso, tanto para el pequeño como para sus padres.

Podemos mantenerlos un rato con nosotros al momento de irnos a descansar, al menos hasta que se calmen, pero dejando en claro que cada uno debe dormir en su habitación, al igual que si rompe en llanto a mitad de la noche, nos levantaremos, lo calmaremos, pero el debe permanecer en su cama, y si por el contrario, se levantaran para venir a dormir con nosotros, debemos actuar de igual manera, calmados, y cariñosamente, llevarlos hasta su cama e intentar que descansen allí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here