Controles médicos en caso de diabetes gestacional

Los controles médicos durante la gestación son fundamentales, y mucho más si se ha desarrollado una patología metabólica, como es la diabetes gestacional, ya que puede incidir significativamente en el crecimiento del bebé.

Por eso una vez que es detectada los intervalos adecuados para realizar las consultas son de a 2 a 3 semanas hasta la semana 34 y si todo transcurre a la perfección cada 1 a 2 semanas hasta el momento que se desencadene el parto.

Hay que recordar que entre la semana 29 y 33, el obstetra medirá la circunferencia abdominal de la madre, para asegurarse que el bebé no haya desarrollado macrosomía, y si se detectara, entonces posiblemente luego de evaluar la situación recomiende tratar a la madre con insulina.

En caso de haber un mal control metabólico, hipertensión, problemas renales, pielonefritis, o amenazas de parto antes de tiempo, seguramente el obstetra indicará a la futura madre una internación para seguirla más de cerca ya que son complicaciones que requieren de mucho cuidado.

Desarrollar diabetes gestacional, no es motivo para que se induzca el nacimiento del bebé, ya que ésto solamente se justifica en casos de complicaciones como daño fetal, preeclampsia, o cuando las glucosas de la mamá resultan incontrolables. Muchas veces el desarrollo de diabetes gestacional, incrementa el parto por cesárea, si bien es posible tener el bebé por un parto vaginal natural debe realizarse con la correcta monitorización del bebé, y los cuidados de la madre, para descartar alguna complicación. Cuando el bebé nace, los médicos le medirán la glucosa, y seguramente aprueben la lactancia materna de inmediato, ya que la misma ayuda a prevenir hipoglucemias en el bebé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here