Síndrome del niño emperador

El término que refiere al síndrome del niño emperador suele emplearse cuando los pequeños se comportan de forma hostil hacia sus progenitores, sin respetarlos y demostrando comportamientos caprichosos e insultos constantemente, muchos de ellos sobrepasan los improperios, llegando hasta la violencia física sobre todo hacia su madre.

Este no es un problema menor, y hay que prestar mucha atención al comportamiento inadecuado del pequeño, son desobedientes, maleducados y agreden sin razón, amenazan, muchas veces roban, y lamentablemente los padres terminan por encubrirlo, sin darse cuenta que no actúan de la forma correcta.

Hay muchos factores que colaboran para desarrollar éste tipo de comportamientos en un niño,  sobre todo las experiencias psicológicamente traumáticas,  un desarrollo en entornos familiares hostiles, que han sido agredidos desde su primera infancia.

Cuando en una familia, desde un principio no hay pautas claras sobre el comportamiento se produce, éste tipo de quiebre, y mucho más aún si la educación es permisiva y jamás se censuraron las conductas y proceder inapropiados.

También tiene mucho que ver, cuando los padres se comportan de forma autoritaria con un niño, en vez de demostrar que son la autoridad, pero que el siempre podrá exponer su punto de vista. Aquellos padres débiles, tensionados, que viven una rutina diaria agotadora, y dejan de lado su autoridad paternal, también pueden llevar a un niño a comportarse de forma tirana con sus padres.

En éstos casos es imprescindible pedir ayuda profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here