Niños, Cómo evitar accidentes en el dormitorio

Cuando el bebé comienza a crecer es necesario que incrementemos los cuidados en el área de su dormitorio, ya que el mismo comenzará a moverse y a investigar todos aquellos objetos que estén al alcance de su mano o de su boca.

Si no hemos adquirido muebles de cantos redondeados, es importante que coloquemos protectores en los mismos sobre todo en las zonas de las esquinas, que pueden resultar muy filosas y provocar accidentes.

Si nuestro bebé es pequeño, y duerme en un moisés lo cual es recomendable hasta los 4 meses, el mismo debe ser plano con bordes bien altos y lo debemos recubir con protectores de algodón, ya que el bebé se mueve bastante y puede golpearse con el mismo, también es muy importante chequear el soporte, ya que los moisés suelen ser muy inestables y el pequeño puede voltearlos, o darse vueltas y quedar atrapado.

Para evitar golpes en su cabecita o que saque las manos y pies entre los barrotes de la cuna siempre debemos contar con algún protector que impida ésta actividad, el niño sin querer puede caerse de la misma, o lastimarse en sus movimientos.

Tanto el moisés como la cuna deben estar alejados de las fuentes de frío o de calor, y de las ventanas, ya que el niño podría trepar y caer de los mismos.

Cuando llegue el momento de pasarlo de la cuna a la cama, recuerde instalar una barandilla, o barra de seguridad para evitar que se caigan de la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here