Miedo en los bebés al usar por primera vez el servicio

Si piensas que ensañar a ir al baño a tu pequeño o que aprenda a atenderse solo es muy difícil, te equivocas. Solo debes tener paciencia y dejar de lado las preocupaciones y los temores. Cada niño es un mundo distinto y por lo tanto, aprenderá a controlar su ritmo de vida independientemente de otros y esto incluye el lograr ir al baño solo.

Es muy sabido que entre los 2 y los 3 años, el pequeño ya debe controlar sus esfínteres vesicales y avisar cuando quiere miccionar y breve tiempo después ya deberá controlar las ganas de defecar. A los 5 años el niño ya debe estar perfectamente controlado y si no fuera así, se debería consultar con un especialista.

Los padres deben apoyar en este proceso y será el mismo niño quien, cuando se sienta preparado, pida hacer pis o quiera quitarse el pañal, lo haga por sí solo. Nunca se les debe forzar, obligar o castigar si hubiera algún retraso ya que estas acciones empeorarían aun más la situación. Si el pequeño no quiere entrar solo al baño se debe encontrar cual es la causa, pudiendo deberse a castigos previos como haberlo encerrado en esta habitación o tener temor a caerse dentro del servicio higiénico.

Es bueno comenzar acompañándolo y luego dejar la puerta entreabierta, pero que sepa que estas ahí esperándolo. Si es muy pequeño es recomendable comprar un servicio especial en colores llamativos y con diseños de su dibujo o personaje favorito, siempre es bueno adaptar el servicio higiénico a las necesidades del pequeño. De esta forma se sentirá tentado a entrar y querrá hacerlo porque sabe que encontrara lo que le gusta y se sentirá más a gusto.

Otra alternativa es poner en práctica un programa de puntos, premiándolo cada vez que entra al baño y se atiende solo. Poco a poco se va distanciando los premios hasta que lo haga por necesidad y no por el refuerzo material que obtendrá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here