Lactancia materna en gemelos

Los partos gemelares han aumentado en las últimas décadas como consecuencia del retraso de la maternidad por parte de la mujer, lo que eleva sus posibilidades de una doble ovulación.

Este acontecimiento de la naturaleza enfrenta a las madres con desafíos únicos de crianza, entre los que se encuentra la posibilidad o no de amantar. Si bien es cierto que por lo general estos bebés suelen nacer con bajo peso, por lo que precisan de incubadora, no en todos los casos debe descartarse la lactancia materna.

A veces, la falta de información o los datos incorrectos hacen que las madres, principalmente las primerizas, desistan de esta opción sin siquiera haberlo intentado.

El apoyo médico y la contención familiar son indispensables en todas las circunstancias, pero fundamentalmente en estos casos en donde las madres deberán contar con ayuda desde el principio.

La cantidad de leche depende de la demanda. A mayor demanda, como en el caso de más de un bebé, los pechos generan una mayor cantidad. Por lo que, en caso de gemelos, las indicaciones para estimular la subida de leche no son distintas. Esta actividad exigirá físicamente a la madre, que debe prestar especial atención en su alimentación.

Si los bebés son prematuros y no tienen aún el reflejo de succión, la progenitora tendrá que estimular la subida de leche con la ayuda del sacaleches.

Las lesiones en los pezones suelen ser más frecuentes en las madres de gemelos, por lo que se recomienda el amamantamiento de forma gradual, que ayuden a evitar irritaciones y grietas.

Las tomas deben ser reguladas para dar tiempo de descanso a la mujer, que además tendrá que prestar atención a la forma que cada uno de sus hijos mama y la cantidad de leche que succiona. Se recomienda hacerlo de a uno para estar concentrada y establecer el vínculo íntimo con cada bebé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here