Qué es el Síndrome del Alcoholismo fetal

Se denomina síndrome de alcoholismo fetal al conjunto de anomalías que se presentan en los recién nacidos, que tienen cómo origen el consumo de alcohol por parte de las madres,  durante la gestación.

Si bien, hace ya varias décadas que los especialistas recomiendan la tolerancia cero en lo que respecta a la ingesta de alcohol en el embarazo, aún en la actualidad esta sigue siendo la causa más común conocida de retardo mental no genética en los Estados Unidos, donde las estadísticas indican que anualmente nacen alrededor de 40 mil bebés con este síndrome.

Los pequeños que nacen con esta patología presentan una cantidad de defectos característicos, entre los que se incluyen cabeza y cerebro pequeños, anomalías faciales y defectos en otros órganos, además de presentar anomalías del neurodesarrollo, entre las que se incluyen el deterioro de las habilidades motoras finas, marcha anormal, pérdida de audición neurosensorial y coordinación deficiente entre los ojos y las manos.

El alcohol, como muchas otras drogas, pasa del torrente sanguíneo de la madre al feto a través de la placenta, y debido a que se degrada mucho más lentamente en el cuerpo inmaduro del feto que en el cuerpo de un adulto, los niveles de alcohol permanecen elevados durante más tiempo en el cuerpo del bebé.

Los especialistas aseguran que estas graves consecuencias son producto de madres alcohólicas o que beben con frecuencia o compulsivamente, sin embargo remarcan el hecho de que no existe ningún nivel de consumo de alcohol durante la gestación que pueda considerarse seguro.

El feto se vuelva adicto., una dependencia que continuara una vez nacido, pero como el alcohol ya no está disponible, el sistema nervioso central del bebé se hiperestimula y da lugar a los síntomas de abstinencia, los cuales pueden manifestarse a las pocas horas posteriores al nacimiento y durar hasta los 18 meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here