Por qué es importante el cuidado bucal durante el embarazo

En el embarazo, las mujeres deben vigilar su estado de salud con extrema atención. Uno de los mayores cuidados que deben tener es sobre su salud bucal. Muchos especialistas dan cuenta de la asociación existente  entre la enfermedad periodontal, los nacimientos prematuros y el bajo peso de los niños al nacer. Algunos estudios revelaron que la enfermedad periodontal estimula el incremento de los niveles de fluidos biológicos que inducen al trabajo de parto, por lo que padecer esta patología podría provocar en la mujer un adelantamiento del momento del parto.

Durante la etapa de gestación, los dientes y las encías de las madres requieren de una atención especial, por lo que deben cepillarse regularmente y utilizar el hilo dental, comer una dieta balanceada y visitar a su odontólogo regularmente para reducir los problemas dentales que podrían ser producto del embarazo. Además se deben sustituir los dulces por alimentos más saludables como quesos, frutas frescas o vegetales.

La gingivitis, que se produce cuando la placa dental se acumula en los dientes e irrita la encía, suele ser uno de los problemas más frecuentes durante esta etapa. Sus principales síntomas son las encías enrojecidas, inflamadas, las cuales sangran con facilidad. Esto se debe al incremento de los niveles hormonales, que provoca una reacción aumentada de la encía ante la presencia de irritantes en la placa.

Si los dientes se mantienen limpios, especialmente cerca del borde de la encía, se ayudará a prevenir y a reducir  la gingivitis. A fin de evitar complicaciones, las mujeres  deberían realizar una consulta previa al odontólogo antes de buscar un embarazo. De esta manera se podría tratar cualquier afección con anterioridad  y así reducir los posibles riesgos.

Recuerde que una vez embarazada, los tratamientos odontológicos suelen ser muy complicados ya que por lo general las radiografías, los anestésicos, las medicaciones para el dolor y los antibióticos (especialmente la tetraciclina) no se prescriben durante el primer trimestre, a menos que sea absolutamente necesario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here