Niños en su primer día de guardería

El primer día de guardería suele ser una jornada muy agotadora y angustiante tanto para los niños como para los padres. Por lo general, esta primera separación del niño del hogar por un lapso de tiempo no solo genera incertidumbre en ellos, los cuales son enfrentados a un nuevo espacio con condiciones diferentes y personas desconocidas, sino que también provoca miedos y dudas en los padres que dejan allí a sus niños que a través de llantos y gritos, en algunos casos, manifiestan su inconformidad.

Un lugar agradable

Los padres tiene la difícil tarea, especialmente si los niños son todavía bebés, de explicarles, que por más penoso que resulte ese primer día, ese sitio es un lugar divertido donde las maestras lo cuidarán hasta que regresen a buscarlo, y donde podrá interactuar con otros pequeños a través de los juegos.

Adaptación

Todos los niños son diferentes por lo que su personalidad influirá en la manera en que inicien la adaptación a la guardería. Mientras que algunos demoran en acostumbrarse a la nueva rutina, en otros casos expresan conformidad y a medida que pasan los días hasta manifiestan disfrute de las nuevas experiencias de aprendizaje y juego allí vividas.

Los especialistas recomiendan preparar al pequeño para ese gran día, teniendo en cuenta que si los padres demuestran seguridad y confianza podrán transmitir tranquilidad y entusiasmo al niño, el cual de lo contrario solo captará la ansiedad de los adultos.

En todos los casos, es importante que los padres se tomen el tiempo necesario para acompañar este proceso, ya sea desde la palabra como desde la presencia. Al momento de despedirse, nunca debe hacerlo a escondidas, ya que los niños pueden vivir esto como un abandono y complicar de esta manera la adaptación a la guardería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here