El embarazo y la actividad física

Practicar deporte durante el embarazo

Hacer ejercicio durante el embarazo ayuda mucho a mantener el peso, y aliviar los dolores de espalda, además de los problemas circulatorios, pero no todas las actividades físicas están permitidas, muchas de ellas se contraindican durante el embarazo.

Beneficios de practicar ejercicios durante el embarazo

Las madres que practican ejercicios físicos durante el embarazo tienen menos riesgo de sufrir depresión. Estudios realizados, han demostrado que aquellas mujeres que se ejercitan a diario tienen menos posibilidades de desarrollar este tipo de patología durante el período prenatal y por lo tanto colabora a disminuir el riesgo de sufrirla en el postparto.

Sufrir angustia, ansiedad y decaimiento durante el embarazo está directamente relacionado con lo mal que se sienten algunas mujeres con los cambios físicos que su cuerpo va sintiendo y experimentando a lo largo de los 9 meses que dura el embarazo. Este tipo de complejos deteriora la autoestima en algunas mujeres tanto antes como después de dar a luz.

¿Que hacer para evitarlo? Es muy sencillo . Elegir algún deporte o actividad física diaria moderada mejora notablemente la capacidad física y por lo tanto reduce significativamente el riesgo de padecer depresión durante esta hermosa etapa que debemos disfrutar a pleno, más allá de los cambios. La actividad, debe ser controlada por un especialista y debe ser moderada y poco agresiva, sin olvidarnos de aquellas recomendaciones que nos brinda nuestro obstetra, que es el que sigue nuestro embarazo y el crecimiento del bebé más de cerca.

  • Si practicas gimnasia con peso desde antes de embarazarte, puede continuar realizando tus ejercicios, pero en sesiones cortas, con poco peso y menos intensas. Los aeróbicos pueden realizarse siempre y cuando evites los saltos bruscos, prestando atención a tu ritmo cardíaco, y consultando con tu médico cuales son los que más te convienen.
  • La natación es un excelente ejercicio durante el embarazo ya que tonifica todos los músculos, relaja, y mejora la capacidad respiratoria, es uno de los mejores para combatir los dolores de espalda que surgen en la gestación, y puedes realizarlo hasta el final del embarazo, teniendo mínimos cuidados. También esta recomendado caminar, 20 a 30 minutos a un ritmo prudente, ya que de esta manera se ejercita la respiración y el sistema cardiovascular.

En general si ya venias haciendo algún tipo de actividad física o practicando un deporte, puedes continuar realizándolos con las indicaciones que te de tu obstetra,  moderando las intensidades y tiempos, para evitar inconvenientes no deseados, Si no realizabas ningún tipo de actividad, lo mejor será que comiences a caminar de a poco y lentamente adaptes el ritmo al avance de tu embarazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here