11 Consejos para controlar los cólicos del bebé

Muchos bebés durante los primeros meses de vida sufren de dolorosos cólicos que le ocasionan numerosas molestias y provocan un llanto que los padres no saben como calmar.

Cada padre a través de la experiencia, irá reconociendo cuales son las cosas que hacen sentir mejor a su pequeño. Sin embargo existen algunas recomendaciones generales que pueden resultar de mucha utilidad para lograr que se tranquilicen rápidamente:

  1. El contacto piel con piel. Alzar al bebé y acunarlo en los brazos suele darle una tranquilidad inmediata, que permitirá que poco a poco vaya aliviando su molestia.
  2. Por lo general alzarlo, va acompañado de movimientos que pueden inducir el sueño y la relajación del pequeño.
  3. La música. Cantarles en tono suave o ponerles una música que escuchabas durante tu embarazo pueden servir de calmante.
  4.  Algunos niños no aceptan el chupete, pero en la mayoría de los casos, cuando sufren de cólicos ofrecerles el chupete puede ser una solución. Este contribuye  a calmar su ansiedad y responde a un reflejo de succión, el cual durante los primeros meses de vida es permanente.
  5. Posición vertical. El modo en que colocamos al bebé puede ayudar al movimiento de gases y disminuir la acidez.
  6. Masajes. Estos se realizan presionando las manos con movimientos circulares, en el sentido de las agujas del reloj, en su abdomen. Aunque también se recomienda el masaje en la espalda del bebé. Sin embargo, en pleno momento de crisis del bebé, suele ser dificultoso crear un clima de tranquilidad para brindar estos masajes.
  7. Paseos en el coche. En algunos casos, el movimiento y el ruido de los autos, serenan y duermen al bebé.
  8. Algunos pediatras recomiendan algunas infusiones de hierbas como la manzanilla con anís, la verbena y el regaliz.
  9. Muchas veces, al persistir el llanto, los padres comienzan a ponerse nerviosos. En estos casos se recomienda alternar el cuidado del pequeño, para que él no absorba la intranquilidad de sus padres.
  10. Un baño tibio puede resultar un remedio casero muy eficaz. El agua relaja al bebé y le recuerda su estadía en el útero donde se sentía protegido.
  11. Si a pesar de todo las molestias y el llanto persisten, acompañados de fiebre, vómitos, diarrea u otros síntomas, se aconseja buscar asistencia médica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here