Consejos para vestir el bebé en invierno

Los bebes pequeños no controlan correctamente su temperatura corporal, su piel aun no conserva bien el calor y rápidamente pueden enfriarse. Pero no por ello, hay que abrigarlos en exceso, porque la ropa demasiado gruesa los hace transpirar y coger los muy comunes catarros o resfriados.

También se debe saber que no es lo mismo salir con el bebé al parque que ir al centro comercial. Siempre se debe encontrar la temperatura mas conveniente para el bebe, se debe observar su aspecto y tocarle la piel o la nuca. Pero no te preocupes, aquí te dejamos algunas recomendaciones para vestir a tu bebe en el invierno.

  • Nunca debes olvidar que prevenir es lo mejor y siempre llevale una prenda extra en el bolso cuando lo saques a cualquier sitio.
  • Para empezar todas las prendas del pequeño deben ser practicas, fácil y rápidas de poner y quitar, para que se le pueda cambiar cómodamente. Los pantaloncitos deben ser con cintura elastica o abiertos entre las piernas para facilitar el cambio del  pañal.
  • Las costuras y botones deben ser mínimas, las camisetas y bodies con escote americano son los mejores, porque son muy sencillos de colocar.
  • Todas las prendas del bebe deben ser de fibras naturales, agradables al tacto, estas absorben la humedad de la piel y permiten que el pequeño transpire. Uno de los mejores materiales para ropa de bebe es el algodón frisado, la lana, el polar y el terciopelo, pero siempre hay que conocer si tiene alguna alergia a cualquiera de ellos.

¿Cómo saber si tú bebé tiene frío o calor?

  • Para que sepas cual es la temperatura que tiene tu bebe debes compararlo con lo que tu sientes. Si la mama experimenta calor o frío, lo mas probable es que el bebe también lo sienta.
  • Para saber si el tiene calor solo hay que tocarle el cuello o la frente, cuando no logra mantenerse caliente, podrás notarlo respirando de forma mas acelerada o con su llanto, que a veces suele ser indicador de que algo no esta muy bien.

Es muy sencillo controlar la temperatura corporal de tu hijo, mientras le prestes la atención adecuada. Si vez que el pequeño tiene siempre una temperatura muy alta es preciso que lo lleves al pediatra, de igual forma si su temperatura es muy fría. Recuerda que los extremos no son nada buenos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here